Y pude sacar los papelitos

Hace 7 meses, volví a recobrar parte de mi vida, de una forma muy distinta a las anteriores, esta vida que se comenzó a formar dentro de mi me daba paz y tranquilidad, un espacio de libertad muy grande, pero una compañía hermosa y llena de vida. Así poco a poco mi vida fue tomando un color sol, como el de mi ventanal, dejando muchas cobardías de lado este fin de semana tome los contenedores los mire y me dije a mi misa “ es hora que esto desaparezca de aquí, quedan feos y no debe haber nada muy interesante dentro”. Con un buen termo de mate e Iku de compañía me senté en el piso y comencé uno a uno a sacar hoja por hoja, papel por papel, como desfragmentado un disco rígido, solo que a este disco rígido le estaban haciendo espacio.

Que encontré, tantas cosas por ejemplo apuntes de la facultad que guarde muy bien, algunos bocetos que también guarde, publicidades de diversas cosas que llegaban a casa, algunas las guarde otras las tire; pero entre todas estas cosas encontré a dos personas, una yo, muy distinta a lo que soy ahora, con miedos, sin libertad. La otra persona que encontré, la encontré a través de sus recortes, los cuales me juntaba incesantemente, millones de recortes de diarios, los cuales yo guardaba prolijamente, alguno en aquel momento habré leído, pero la mayoría no, y me quede con una pregunta que jamás tendrá respuesta, que recortaba para mi esta persona, cosas que jamás yo leería, así los vi hoy, no entiendo esos recortes, no puedo entender que entendía de mi para darme estos papelitos, que significaban mucho por su esfuerzo y mi gratitud por dármelos, pero que mala sintonía teníamos.

Luego de tanto tiempo me pregunto jamás nos conocimos, nos conocimos solo en algunas formas o ideas, o solo vivimos lo que había que vivir y jugábamos hacer adultos interesados el uno por el otro.

Se que no voy a encontrar respuestas a esto, pero creo que ya tampoco me importa buscarlas, pues esto forma parte de un pasado que guardado está, un pasado que este fin de semana me atreví a limpiar definidamente.

Ahora hay lugar, para este hermoso futuro que vivo, para esta linda vida que todas las noches y todos las mañana vivo en plenitud junto a vos.