Veronica sigue siendo una IDOLA

Sigo de serca a esta mujer que me sigue dando lecciónes de vida.

Hoy publica clarin su nuevo adelanto, son estas pequeñas grandes personas que nos enseñan a dar valor a todo.

Un desborde de gestos solidarios inesperados le devolvieron la esperanza a Verónica Mendilahatsu, la chica parapléjica de La Plata quien pidió a la Justicia un trabajo para llevar una vida con dignidad, tal como publicó Clarín en su edición del pasado 30 de setiembre.

Apenas se conoció el caso recibió la propuesta de un empleo en la Legislatura bonaerense. Además, en poco tiempo piensa abandonar el sanatorio que la aloja desde hace nueve meses y se instalará cerca de la facultad donde estudia.

Para Verónica, el camino no fue fácil. A los 14 años, un accidente interrumpió abruptamente su adolescencia a pleno y tuvo que aferrarse a la tenacidad para superar las secuelas físicas y psíquicas. Estaba en una clase de educación física, en un predio al aire libre. Un movimiento brusco hizo que se llevara por delante un tronco de árbol que estaba tirado y dio varias vueltas en el aire. El golpe le produjo lesiones irreversibles en la sexta vértebra dorsal y en la médula espinal, que la dejó sin movilidad alguna en las dos piernas.

Seguri leyendo


U desborde de gestos solidarios inesperados le devolvieron la esperanza a Verónica Mendilahatsu, la chica parapléjica de La Plata quien pidió a la Justicia un trabajo para llevar una vida con dignidad, tal como publicó Clarín en su edición del pasado 30 de setiembre.

Apenas se conoció el caso recibió la propuesta de un empleo en la Legislatura bonaerense. Además, en poco tiempo piensa abandonar el sanatorio que la aloja desde hace nueve meses y se instalará cerca de la facultad donde estudia.

Para Verónica, el camino no fue fácil. A los 14 años, un accidente interrumpió abruptamente su adolescencia a pleno y tuvo que aferrarse a la tenacidad para superar las secuelas físicas y psíquicas. Estaba en una clase de educación física, en un predio al aire libre. Un movimiento brusco hizo que se llevara por delante un tronco de árbol que estaba tirado y dio varias vueltas en el aire. El golpe le produjo lesiones irreversibles en la sexta vértebra dorsal y en la médula espinal, que la dejó sin movilidad alguna en las dos piernas.

Cuando Mendilahatsu despertó, supo que ya no iba a caminar y que el mundo a su alrededor dependía de una silla de ruedas. Sin embargo, luego del impacto tomó fuerzas y juró dar batalla.

En diciembre del año pasado, por razones personales y cuando ya había cumplido 26 años, dejó la casa de sus padres de crianza y llegó a un Tribunal de Familia en busca de ayuda. Después, presentó un recurso de amparo para que el Estado le proveyera una vivienda y posibilidades para completar así su carrera de Diseño Gráfico. Apenas logró una prórroga de internación en un sanatorio de la capital bonaerense donde realiza ejercicios de rehabilitación y donde el plazo de su internación completa vencía el próximo 19.

Pero la generosidad de personas que se conmovieron con su historia la sorprendió. Su mensaje llegó también fuera del país. Recibió más de 100 mails de hombres y mujeres que querían ayudarla, conocerla o simplemente compartir una charla por Internet. También se conectaron otros discapacitados motores para compartir experiencias y brindar apoyo.

Después llegó una gran noticia: un contrato en la Cámara de Diputados provincial para trabajar en el programa solidario «De persona a persona» que se dedica a atender problemas de la comunidad. Una de las tareas que tiene que realizar está relacionada con la discapacidad. «Estoy muy feliz, tengo nuevos amigos, un trabajo y pronto mi propia casa», dijo Verónica a Clarín.

En el sanatorio platense comparte una habitación con otra paciente y como pudo organizó un lugarcito para conectar una vieja computadora. Mendilahatsu terminó de cursar el primer año de Diseño Gráfico y Comunicación Social en la facultad de Bellas Artes, frente a la plaza Rocha.

Desde hace varios días recorre en su silla de ruedas el barrio en busca de un departamento para alquilar. Necesita un lugar cerca de la facultad y del empleo. «En un mundo preparado para los que caminan y no tienen problemas físicos, no es fácil encontrar ambientes con accesos preparados. Pero no me van a vencer», aseguró Verónica.

Una lección de amor y fortaleza que, con la solidaridad, ayuda a concretar un sueño.