SCOTT EN EL MUSEO

NO LES PARECE

“Este reconocimiento de Madame Tussaud sirve como testigo de una de las mejores campañas de publicidad de la historia”, comentó Ben Anderson, director de Marketing para Europa de marcas de Kimberly- Clark destinadas al cuidado familiar. “El cachorrito tiene una atracción emocional que trasciende el lenguaje y la nacionalidad. Compromete a los consumidores en todo el mundo”.

El cachorro tuvo su salida triunfal hace más de 30 años, como “el vocero cachorro” para la marca Andrex en el Reino Unido y, desde entonces, se ha convertido en la estrella de la campaña de publicidad más larga de ese país. De acuerdo con una encuesta reciente realizada por Madame Tussaud, el cachorro labrador dorado es el personaje televisivo favorito del público anglosajón. De hecho, se ha estimado que más de uno de cada diez hogares encuestados en el Reino Unido (o cuatro millones de hogares) tiene una versión del muñeco de peluche del cachorro.

“Desde el 2002, Kimberly-Clark se ha movido rápido para introducir al cachorro a nuevos mercados tan diversos como Alemania y Singapur”, dijo Kent Willets, Vicepresidente de Publicidad Global para productos de Cuidado Familiar.