Para reirse un poco

Un niño fue al cine e hizo una fila muy larga y entró.

Momentos después salió, volvió a hacer la fila y entró de nuevo. Volvió a salir, hizo la fila otra vez y entró. Lo hizo varias veces, hasta que la cajera lo notó y le preguntó: «¿Por qué haces la fila tanto? ¿Esperas a un familiar?

El niño le respondió: «No. Es que cada vez que entro, un hombre rompe mi boleto.»

Luego de esto, preguntó hace cuando nosotros grandulones perdimos la inocencia de la infancia, hace cuanto tiempo nosotros ya estamos contaminados y llenos de corazas para que nos pasen por arriba, siempre atentos a no perder el lugar que nadie se nos cuele.

Hace cuanto ganamos todas estas defensas y perdimos la pureza la inocencia….