Diseñodor Argenino diseño el Afiche HOLOCAUSTO

Medio: Clarin y La Cultural que en cualquier parte del mundo que este lee el Clarin y avisa lo que le interesa y me interesa para postear.

Un argentino diseñó el póster para pedir que el Holocausto no se repita

La imagen conmemorará por primera vez la matanza de judíos. La creó Matías Delfino, de 31 años, quien trabaja para las Naciones Unidas.

matias

Un largo y fino alambre de púa que en su extremo final se transforma, a medida que se enrolla, en una flor —abierta y fresca— marca la leyenda «Más allá de los recuerdos» (Remembrance and beyond, en inglés).

Sobre un fondo negro, Naciones Unidas empleará esta imagen para anunciar la conmemoración del Día de la Memoria del Holocausto a partir de mañana y cada 27 de enero. Una imagen que recorrerá el mundo y que es obra de un joven diseñador argentino, el único latino de la Unidad de Diseño Gráfico de la ONU.

Holocausto

Dos semanas antes de Navidad —fecha en que Matías Delfino viajaba a Argentina para pasar las Fiestas—, la propuesta de este diseñador (31) egresado de la Universidad de Buenos Aires fue seleccionada, entre seis más, para representar la primera imagen del día que recuerde el Holocausto nazi (Ver El horror….). La fecha coincide con la efemérides de la liberación del campo de concentración de Auschwitz (Polonia): el 27 de enero de 1945.

En este nuevo día internacional, Naciones Unidas quiere transmitir la consigna del «Nunca más» en un afán por «instalar un concepto sobreentendido en los mensajes de la organización», explica el autor.

Remembrance and Beyond, pasado y futuro. Un alambre de púa que representa el pasado y una flor en plena apertura que simboliza el futuro. Una composición que «emociona», define Matías a Clarín, orgulloso de haber alcanzado uno de sus objetivos como diseñador: «Conmover, persuadir, para que la gente tome conciencia y no sólo hacerla disfrutar de algo lindo».

Antes de elaborar esa sencilla propuesta con la solas herramientas de los programas de di seño y la creatividad a la que le enseñaron a recurrir en la UBA, hubo un proceso de investigación en el que Matías exprimió documentación de la ONU y experiencias personales de descendientes de judíos sobrevivientes al Holocausto.

A Matías, que estudió en el Colegio Marianista del barrio de Flores, algunos de los testimonios le llegaron de amigos que hizo en estos seis años de residencia en Nueva York. Una vez terminado, consultó con ellos. «La respuesta fue muy emotiva», recuerda en una conversación telefónica. «La cadena de mails que se generó llegó hasta el director del Comité Judío Americano, David Harris», cuenta.

Como rescata Daniel Berliner, director del diario digital «Itón Gadol» dirigido a la colectividad judía de habla hispana, «el póster consigue generar atracción y conciencia de lo que ocurrió».

Sin embargo, este no fue el primer contacto de Matías con el genocidio al pueblo judío. «Muy joven, por un trabajo que me pidieron en el colegio, pude conocerlo. Después vino el atentado a la AMIA». Sigue sin entender, aunque se esfuerza en intentar comprender, qué puede motivar atrocidades de este tipo y se sorprende de que sigan sucediéndose en pleno siglo XXI. «Casos que uno conoce al detalle acá, en los pasillos de la ONU», describe.

Sensibilizado con el trabajo de organizaciones sin fines de lucro y organismos de derechos humanos, Matías llegó a Naciones Unidas como turista. En medio de una visita guiada hace ocho años, se despistó del grupo y tocó la puerta del departamento de Diseño Gráfico. «En un inglés incomprensible, pregunté si podía quedarme a ver cómo trabajaban», recuerda. Ya de regreso a la Argentina, consiguió una pasantía de dos meses en ese departamento.

Confiesa que alcanzó un sueño que nació con un trabajo para UNICEF en la Facultad de Diseño de la UBA cuando ahora transita por los pasillos de la sede de Naciones Unidas en Nueva York y espera poder coronarlo diseñando campañas de bien público y derechos humanos en Argentina. «Pocas veces uno tiene la posibilidad de decir tanto con tan poco», insiste Matías.