Bellos Libros

La visita a la librería sigue siendo maravillosa, mágica, crea un mundo fantástico, ese mundo que escribe, pinta, recopila, fotografía, diseña, ama su padre; uno es participe de solo mirarle la portada, dentro un festín!!